Lemuria, un continente perdido.

Hola mortales. Hoy tengo un tema muy interesante. ¿Acaso ustedes saben donde es Lemuria?

Lemuria es el nombre de un supuesto continente, bautizado en el siglo XIX (1864), por científicos franceses, principalmente por el geólogo inglés Philip Sclater, para explicar el hecho de que hubiera lémures, o parientes cercanos, tanto en la India como en el sur de África. Formularon que, por los albores de la aparición de la especie humana, había un continente en el cual aparecieron y se expandieron los lémures, y que después el continente desapareció en el fondo del océano Índico.

Origen

Lemuria constituiría un gigantesco continente, anterior a África y a la Atlántida que habría sido destruido por efecto de terremotos y fuegos subterráneos, y sumergido en el fondo del océano hace algunas decenas de miles de años, dejando sólo como recuerdo suyo varios picos de sus más altas montañas, que ahora son otras tantas islas.

Este vastísimo continente, comprendería Sudáfrica, Madagascar, Sri Lanka (Ceilán), Sumatra, océano Índico, Australia, Nueva Zelanda, extendiéndose hasta gran parte del sur del océano Pacífico.

Estas hipótesis carecen de sentido después de los estudios que condujeron al desarrollo de las teorías de la tectónica de placas y la deriva continental, y han sido completamente abandonadas por los científicos.

Pero bueno esta es la información general, existe otra historia que es la que les voy a contar.

EL ORIGEN DE LA HERMANDAD DE LOS SIETE RAYOS

Lemuria es el nombre de la última parte del Gran continente que existió en el Pacífico Mu. La verdadera destrucción de Mu y su subsiguiente hundimiento empiezan en los 30,000 AC. Esta acción continuó por muchos miles de años hasta que la última porción del antiguo Mu, conocido como Lemuria fue también sumergida en una serie de nuevos desastres, los cuales terminaron entre 10,000 y 12,000 AC. Esto ocurrió precisamente antes de la destrucción de Poseidonis, la última parte del Continente del Atlántico: Atlantis.


El Señor Aramu-Muru (Dios Meru) fue uno de los grandes Lemurianos sabios y el Guardián de los Pergaminos durante los últimos días del juicio de Mu o de la condenada Mu. Fue bien conocido para el Maestro de Lemuria que una catástrofe final causaría gigantescas mareas para hundir lo último de sus tierras en el mar embravecido y en el olvido.


Aquellos que están trabajando en la Senda de la Mano siniestra, continúan diabólicos experimentos y no repararon “en la escritura de mano sobre la pared”, así como hoy día sobre la Tierra, millones de pobladores están continuamente en lo de “comer, beber y alegrarse”, aun cuando los fieles del Padre Infinito disciernen claramente los signos de los tiempos. Los Maestros y los santos trabajan en la senda de la Mano Diestra, empezaron a archivar las preciosas crónicas y documentos de las Bibliotecas de Lemuria.

 

Cada Maestro fue escogido por el Consejo de la Gran Jerarquía Blanca, para que fuera a diferentes secciones del mundo, donde, con seguridad el podría fundar una Escuela de la Antigua y Arcana Sabiduría. Esto fue para conservar el conocimiento científico y espiritual del pasado. Al principio por muchos miles de años, aquellas escuelas permanecieron en un misterio para los habitantes del mundo, sus enseñanzas y reuniones debían ser secretas. Por ello, ellas fueron llamadas hasta hoy día las Escuelas de Misterio o de los Shan -Gri -Las de la Tierra.


El Señor Muru, es uno de los Maestros de Lemuria, fue delegado por la Jerarquía para llevar los rollos sagrados consigo a lo largo con el enormeDisco Solar de Oro del Sol hacia el área montañosa de un lugar recientemente formado, en lo que ahora es Sudamérica. Aquí él guardaría y mantendría el foco de la llama de la iluminación. El Disco del Sol fue guardado en el Gran Templo de la Divina Luz en Lemuria y no fue simplemente un objeto de ritual y adoración, ni serviría para el único propósito que después fue usado por los Altos sacerdotes del Sol entre los Incas del Perú. Aramu-Muru partió a la nueva tierra en uno de los usados navíos aéreos de aquella época, mientras las últimas partes del antiguo continente se despedazaban en el Océano Pacífico, terribles catástrofes tenían lugar sobre toda la tierra. La Cordillera Andina de montañas surgió en aquella época y desfiguró la costa Oeste de Sudamérica. La antigua ciudad de

Tiahuanaco (Bolivia), fue en aquel tiempo un gran puerto de mar y una gran ciudad colonial del Imperio Lemuriano de magnificencia e importancia para la Madre Tierra. Durante los subsiguientes cataclismos se levantó sobre el nivel del mar y un benigno y tropical clima fue reemplazado por el helado clima polar de las altas mesetas, eternamente barridas por el viento, semejantes al frígido ártico.

Antes de que esto aconteciese, allí no había el Lago Titicaca, el cual es ahora el lago navegable más alto del mundo, sobre doce mil pies sobre el nivel del mar o sea cuatro mil metros. Así fue que al reciente formado lago el Señor Muru llegó desde la sumergida Lemuria, es el lugar conocido como el Lago Titicaca, el Monasterio de la Hermandad de los Siete Rayos cobró existencia, siendo organizado y perpetuado por Aramu-Muru. Este Monasterio, el cual fue la sede hogar de la Hermandad a través de todas las edades sobre la Tierra, estaba situado en un inmenso valle el cual había sido creado durante los días del nacimiento de los Andes y fue un extraño hijo de la naturaleza, en las que su exacta situación y altitud le dieron un calor, un clima semi-tropical donde las frutas y nueces podían crecer de un tamaño fenomenal. Aquí, sobre la cúspide de las ruinas que habían estado al nivel del mar, como a la ciudad de Tiahuanaco, el Señor Muru ordenó construir el Monasterio construido de gigantescos bloques de piedra cortadas sólo por la energía y fuerza lumínica . Esta construcción ciclópea es igual hoy a la que fue otrora y sigue siendo un repositorio de la ciencia y cultura lemuriana.

 

El Continente Perdido de Mu” y “Los hijos de Mu” de James Churchward‘s y (Neville Spearman) editores respectivamente, viajaron a otras partes del mundo y también levantaron Escuelas de Misterio, así que la humanidad tuviera a través de todos los tiempos que aparecieron en la Tierra, los conocimientos secretos que habían sido no perdidos, sino escondidos, hasta que los hijos de la Tierra hubieran progresado espiritualmente para estudiar y usar las Verdades Divinas.


La ciencia secreta de AdomaAtlantis y otras civilizaciones mundiales muy adelantadas del mundo se pueden encontrar hoy en día en las bibliotecas de aquellas escuelas, porque estas civilizaciones también enviaron asimismo hombres sabios, para fundar Retiros Interiores y Santuarios a todo lo largo y ancho del mundo. Dichos Retiros estaban bajo la directa guía y al cuidado de la Gran Hermandad Blanca, la Jerarquía de los mentores espirituales de la Tierra.

El Valle del Monasterio de la Hermandad de Los Siete Rayos es conocido como el Valle de la Luna Azul y está situado en lo alto de las montañas andinas hacia el norte y al costado peruano del Lago Titicaca.

El Señor Muru no construyó inmediatamente el Monasterio a su arribo al Lago Titicaca, pero el siguió viajando por muchos años, estudiando y ayunando en los desiertos, donde el estaba en unión de otros hombres, quienes habían escapado de la catástrofe. Él fue originalmente acompañado por su aspecto femenino Arama Mara (Diosa Meru) cuando él salió de Lemuria en la aeronave. Aquellas no fueron usadas por la Madre Tierra para comerciar entre las Colonias.

La Hermandad de Los Siete Rayos existía desde tiempos inmemorables y había vivido en la Tierra en la misma época de innumerables edades antes, durante el tiempo de la Raza de los Mayoressobre la Tierra, alrededor de mil billones de años atrás. Sin embargo, si nunca hubo antes un Monasterio donde los estudiantes de vida, altamente avanzados en la Gran Senda de la Iniciación, llegarían a una armonía espiritual, para mezclar el flujo de su corriente vital. Cada estudiante vino dentro de uno de los Siete Grandes Rayos de Vida tal como si fuera un hilo coloreado en el tapiz que simboliza la vida espiritual del Monasterio. Por lo tanto, fue llamada la Hermandad de los Siete Rayos, también conocida como la Hermandad de la Iluminación. Y aquí termina una de las grandes historias que tengo que contarles, apenas este, es el origen. Este es extracto del libro El secreto de los Andes de Brother Philip. Bueno por último les dejo unas adaptaciones del continente de Lemuria en la literatura y música.

  • H. P. Lovecraft mencionó a Lemuria como un antiguo lugar de adoración para el Trapezodron resplandeciente, en los mitos de Cthulhu, para la historia “El cazador de la oscuridad”. En este particular mundo de ficción, Lemuria podría haber sido R’lyeh o Mu.
  • En el videojuego Golden Sun II: La Edad Perdida, Lemuria es una isla aislada en el Mar del Este, habitada por los Lemurios; los cuales, además de ser muy longevos por sus aguas y bebedizos, son los últimos supervivientes de una edad dorada.
  • En las historietas de Marvel Comics, Lemuria fue el imperio de una raza divergente de la humanidad conocida como los Desviantes y fue destruida por los Celestiales. Lemuria sobrevivió desde entonces como una ciudad submarina, que fue vista en la miniserie Los Eternos.
  • Lemuria  también es el título de un disco del grupo sueco Therion, donde se lo relaciona con el altiplano boliviano y la tierra de “El Dorado”, posiblemente bajo la reciente teoría de que la Atlántida habria sido una ciudad hundida en el lago Titicaca, donde se habría registro de que habrían sido buenos navegantes, y que intenta explicar la aparición de rastros de coca, que es originaria de América, en las momias egipcias, y que, por ser parte de la cuna de la civilización, propone que el origen del hombre es americano y se expandió hacia África y el resto del mundo.
Si tienen alguna duda, sugerencia, crítica o simplemente quieren saludar, pongan su comentario, me gustaría saber su opinión acerca de este tema.
Les deseo buenas noches.
Pao.
Anuncios
Categorías: Historia | Etiquetas: , | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “Lemuria, un continente perdido.

  1. Pingback: EL DISCO SOLAR DE ORO DE MU « Soligram

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: